¿Cómo limpiamos de manera segura nuestro juguete erótico?

limpiadores

Pero después de darle ese uso desenfrenado nos suele surgir una pregunta de lo más normal: ¿Cómo limpiamos de manera segura el juguete erótico? Y es que, en los tiempos que corren, con tanta obsesión por la limpieza, nos salta la duda de como hacerlo bien para mantener unas normas básicas de higiene y que el juguete a la vez no se deteriore fácilmente.

Es obligatorio conocer que en el mercado del producto erótico existen unos competentes limpiadores de juguetes eróticos. Normalmente basados en líquidos higiénicos desinfectantes antibacterias, antihongos y antigérmenes. Mucha gente se pregunta también cómo limpiar un juguete de uso anal, qué ya nos indica qué requiere una desinfección más profunda. Pues bien, para estos juguetes también hay en el mercado limpiadores especiales para juguetes anales. 

Una vez que hemos comprado un limpiador nos salta la pregunta ¿como limpiamos de manera segura el juguete erótico?

En este reportaje tratamos de resolver las dudas de cómo realizar correctamente la limpieza de juguetes sexuales qué puedas tener.

Aquí te detallamos unas normas básicas en materia de higiene y limpieza. Con ellas podrás limpiar de manera segura los juguetes y a la misma vez alargar su vida útil. 

– Leer y seguir las instrucciones del fabricante que vienen siempre en la caja del juguete. Ver sí lleva alguna especificación concreta que indique con que producto se puede asear y con qué no. 

– Sí optas por limpiarlo tú mism@, usa un jabón de PH neutro antibacteriano y agua tibia o incluso caliente.

– Además después de que le des uso al juguete, deberías limpiarlo bien ANTES DE GUARDARLO.

– Aunque un juguete erótico suele ser de uso personal hay quien por diferentes motivos desea compartirlo. Por ese motivo el punto anterior es muy importante. Además es conveniente no mezclarlo con otros juguetes a la hora de guardarlo, tenerlo en cajas separadas y bien guardado. 

– Es importante quitarle las pilas o la batería a la hora de realizar la limpieza, aunque normalmente los aparatos vienen estancos. Por sí las moscas nos curamos en salud y así evitamos sorpresas desagradables.

– Los juguetes sexuales que no tengan motor y que estén hechos de silicona, PVC o material duro (tipo acero, vidrio…). Pueden lavarse directamente en agua hirviendo durante varios segundos.

– Los juguetes que son sumergibles son más sencillos de lavar. No necesitan extremar precauciones de posibles filtraciones a piezas esenciales ya qué la misma garantía del producto recoge la impermeabilidad de estos.

-Es aconsejable una vez lavados e higienizados dejarlos secar al aire y cuando ya esté casi seco. Darle con un paño absorbente seco para evitar que quede polvo adherido.

Estos son unos consejos básicos qué nuestra experiencia nos lleva a comentaros. Aunque siempre sois vosotros mismos los que debéis extremar la limpieza y más en los tiempos qué corren.

Esperamos que te haya servido de mucho este post… ¡Ya sabes, usa limpiadores de calidad!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*